jueves, 8 de diciembre de 2011


El 8 de Diciembre del año 2008, Madonna culmina una serie de recitales en Buenos Aires como parte de su gira Sticky And Sweet, en el estadio River Plate donde reunio a más de 250 mil personas en sus cuatros fechas, capturando la magia de sus shows en la capital argentina para el DVD del tour, lo que le trajo una gran cantidad de satisfacciones. 



La puesta arrancó a las 10 de la noche y tuvo el mismo glamour de las tres anteriores. La mayoría de los fans hicieron cola desde las 2 de la tarde, en las inmediaciones del estadio de River Plate, en el barrio porteño de Núñez. La intensidad y el despliegue escénico de la última presentación del espectáculo “Sticky and Sweet Tour” se pudo percibir desde “Candyshop”, la canción que eligió Madonna para abrir el show. En la segunda mitad del espectáculo, la versión de “Don't Cry For Me Argentina” mereció un párrafo aparte. Madonna mostró no sólo una voz dulce, sino también grandes cualidades actorales, que reforzaron la interpretación a tal punto que, más de uno dejó secar sus lágrimas con el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright © .